martes, 2 de septiembre de 2008

Forbidden Zone (1980)


Director: Richard Elfman
Guión :Matthew Bright y Richard Elfman
Música: Danny Elfman
Año: 1980
Actores: Hervé Villechaize, Susan Tyrrell, Gisele Lindley, Jan Stuart Schwartz, Marie-Pascale Elfman
Argumento: Una misteriosa puerta en la casa de la familia Hércules lleva a la Sexta Dimensión, conocida como Zon Prohibida, donde gobierna la malvada Reina Doris, acompañada del Rey Fausto.Frenchy, recién llegada de Francia, aburrida, decidirá cruzar la puerta. Alertados, sus hermanos acudirán a buscarla al mundo de caos y fantasía que es Forbidden Zone.


Richard Elfman debutó como director con Forbidden Zone, y a partir de ahí... nada. Bueno, un par de ignotas películas poco reseñables y nada más. ¿Tanto le marcó su debut como para no despegar en el mundillo?.
Lo mejor que puedo decir de Forbidden Zone, comedia fantástica musical rodada en 1980, es que tiene una banda sonora ocurrente, compuesta por Danny Elfman, hermano del director. Composiciones originales se mezclan con "clásicos" de la canción ligera, dotando al conjunto de variedad musical. Con una escenografía austera, teatral (me recuerda a esos teatrillos que se hacen en los colegios americanos para celebrar alguna festividad), la imaginería propuesta supone todo un cúmulo de influencias (¿o plagios?) de estéticas y modas de diferentes épocas, y un precedente de las propuestas que Tim Burton pondría en marcha tiempo después (Elfman es el compositor fetiche de este director).

Desde los cartoons estilo silly simphonies o looney tunes de los primeros tiempos del sonoro, pasando por The three Stoges, la ciencia ficción más casposa, el cine de monstruos de la Universal, los Monty Pythons y por supuesto The Rocky Horror Picture Show, son sólo unos ejemplos de cuánto se aglutina dentro de esta película.
No en vano el director de esta desmadrada película había fundado el grupo Mystic Knights of Oingo Boingo en 1972, antes de convertirse en una banda de rock en los 80, fue una troupé de teatro musical con un repertorio musical ecléctico que abarcaba las tendencias más dispares. Una especie de representaciones musicales, un cabaret ambulante inclasificable. Así en 1980 decidió trasladar toda esta locura desde los escenarios a la gran pantalla, rodando en blanco y negro, on escenarios de cartón piedra y rodeándose de amigos y conocidos, todo para capturar la esencia original. Y sin duda lo logran.

Que casi todos los actores actúen como retrasados mentales y lleguen a exasperar forma parte del espectáculo descrito. Por ahí para también el doble enano de Felipe González. Y es que lo de menos son las interpretaciones, histriónicas todas ellas. O el argumento, que a ratos roza la imbecilidad más absoluta. La originalidad de la propuesta, junto con la ya mencionada banda sonora, salvan de la quema este subproducto, que al fin y al cabo entretiene.

4 comentarios:

Igor Von Slaughterstein dijo...

Vi la portada de este DVD y me pareció una película inédita de John Waters! XD No tenía ni idea de que participaba la familia Elfman aqui, lo cual la hace bastante interesante. Mi niñez y adolescencia le deben mucho a las melodías del amigo Danny.

Saludos!!

Fantomas dijo...

Hace poco fue lanzado el dvd de esta cinta para la zona 1. Lamentablemente, no tiene subtitulos en inglés. De todas formas, creo que lo más atrayente de esta cinta para mi es que la banda sonora es obra del grandioso Danny Elfman.

Saludos.

El Abuelito dijo...

Por lo comentado, me recuerda el espíritu de otra bizarrez ignota del período, clásico del underground con un lejano `pase televisivo de madrugada: Nothing last for ever, aquí traducida como "Nada es eterno". la verdad es que me gustaría ver esta, cuya estética de teatrillo me gusta un disparate. Hala, voy a poner los sabuesos a rastrear...

Cecil B. Demente dijo...

Esta la tengo bajada desde tiempos inmemoriales, algún día me armaré de valor y cerveza y la miraré...