martes, 28 de octubre de 2008

Ideas para Halloween

Hola amiguitos, soy vuestro fiel servidor el Dr. Eric Vornoff, y poniéndome a disposición de ustedes, que han inundado esta redacción con miles de cartas conteniendo peticiones de ideas para Halloween, me dispongo a darles detallada referencia de cada una las mismas que he recopilado con ansia y buscador google.

Empezamos con lo que a todos nos gusta llevar, una máscara que nos favorezca. El hombre lobo (¿o es el diablo, por los cuernos?) está bien, pero no se me quejen si van dejando pelos en el ponche. Como ilustra la imagen, otra opción es llevar una foto del monstruito, más barata que la de la careta, que están a unos precios...

Muchachos, ya se que muchos no las necesitaréis, pero estas uñas vampíricas pueden causar sensación, y además rascan muy bien.

Calavera parlante, nunca falla. Dice Yakiti yak y cosas similares de gran calado filosófico. Como bien se explica en el texto, visto en TV, en los telediarios de Antena 3 o Tele 5, o la cadena pública. ¿Acaso no son calaveras parlantes los presentadores?...
¡¡Que me dicen de este anillo para llamar a los hombres lobo!! A que es chipiritiflaútico como él solo. Si lo soplas, seguramente destaponarás más de un oído lleno de cera.
Me emociono al hablar de la "cabeza reducida". ¡¡Es tan mona!! Y lleva un anillo en su naricilla tan cuco... Ay, no sigo que me entra llorera.
Gazapines, en esta época de frio polar, ponerse estos pieses monstruosos es la mejor de las ideas. Susto y abrigo, todo en uno...
Y lo mismo les digo de las "manos de canguele". Garras de absoluto impacto confeccionadas con la más sedosa piel de Yak y pintada a mano por mi prima la del pueblo.
¡¡El horror!!. Estas palabras escucharán cuando se coloquen adecuadamente estos prominentes dientes de draculín. Brillan en la oscuridad y vienen acompañados de cepillo y pasta dentrífica.
Y para finalizar este periplo, jóvenes escasos de pelo, lo mejor de todo: un libreto im-pres-cin-di-ble que explica como crear un auténtico show del tembleque en su propia y resguardada habitación.

10 trucos scubidubidúdicos para que con simple cartulina, papel celofán, gomas, tijeras y engrudo resuciten a los peores monstruos pesadillescos que jamás creó Hollywood. Pues bien, señores de incipiente bigote, por muy poco dinero (que ya apunta cada ilustración) este su insignificante servidor enviará al domicilio de ustedes los objetos que reclamen.

Y ya saben, si quieren más ideas para pasar un Halloween pleno de diversión, manden sus misivas a otro blog y déjenme dormir tranquilo, que ya está bien, hombre, con las carticas, ya, coñe.