domingo, 15 de junio de 2008

The Man Who Could Work Miracles (1936)

The Man Who Could Work Miracles
(El Hombre que podía hacer Milagros)

London Film Productions. 79 min.

Reino Unido, 1936

Director: Lothar Mendes

Reparto: Roland Young, Ralph Richardson, Joan Gardner, Edward Chapman, Ernest Thesiger

Producción: Alexander Korda
Música: Mischa Spolianski



Argumento: Fotheringay, un simple vendedor en una tienda de textil, es el elegido por parte de un ser celestial para hacer una prueba con el ser humano. Éste le concede el poder de hacer milagros. Fotheringay utilizará sus poderes aconsejado por unos y otros y tratará de controlarlos.
















Estamos ante una curiosísima y desconocida película inglesa de Ciencia-Ficción basada en la novela homónima de H.G.Wells, un autor fundamental y muy influyente todavía hoy en el género. Eclipsada por la estrenada ese mismo año por London Films Things To Come (La Vida Futura), con idéntica colaboración entre el novelista y el productor y director húngaro Alexander Korda, The Man Who Could Work Miracles es un film solvente de relaciones humanas.

Tenemos aquí muchos guiños a los primeros títulos del cine fantástico. ¿Quién no recuerda Hotel Eléctrico de Segundo Chomón en la escena que Fotheringay ordena las tienda ante los ojos incrédulos de su jefe? ¿Quién no ve en Fotheringay al propio Méliès y sus trucos mágicos? Pero los poderes del protagonista de la historia no son ilimitados ya que aunque lo desee no puede cambiar la voluntad de las personas. En definitiva, que se queda sin el corazón de la bella Ada Price. Vicarios, militares, compañeros de trabajo o incluso su propio jefe tratan de influir en sus pensamientos y beneficiarse ellos mismos de su poder. Cuando se da cuenta Fotheringay de esto se transforma del humilde tendero en un poderoso dios que congrega a todos ante sí para autoproclamarse como salvador del mundo. En ese momento vemos en él un reflejo de Hitler en su personalidad, por mucho que intente hacer el bien del mundo. De hecho ignorantemente lo lleva a la destrucción. Menos mal que él era protegido y sus dos últimos milagros son consecuentes con su buen corazón.
Como la gran mayoría de novelas de H.G.Wells la crítica social es imperante; en este caso, sin ningún disimulo. Realmente interesante esta cinta que no abusa de los efectos especiales para hacerla más vistosa. Quizás el único pero es que se alargan algunos diálogos más de la cuenta. Muy recomendable que la visionen.

Manga Films ha realizado la edición española en DVD.
La ficha de la película en IMDB.

J.Martín

2 comentarios:

Igor Von Slaughterstein dijo...

¿Monográfico dedicado al gran Wells? Gran idea! "El Tiempo en sus Manos" es estupenda (mucho mejor que la versión con tono telefilm que rodó Guy Pierce), y la del "hombre milagrero" la tengo pendiente. Tiene pinta de ser una gozada.

Saludos!!

J.Martín dijo...

La verdad ha sido un poco casual. Y todo se andara... porque las entradas sobre mi obra favorita de H.G.Wells est�n por llegar.

Salu2