viernes, 16 de octubre de 2009

Presencias extrañas (2009)


A las versiones americanas de películas orientales les tengo pánico. Que no están a la altura de las originales es lo más suave que se puede decir de ellas. En esta ocasión se recrea la cinta coreana "Dos hermanas" de Kim Jee-Woon. Pero he de decir que la vi hace un tiempo, y me acordaba de bien poco, lo que es una suerte, ya que en esta ocasión no hay comparaciones que valgan.
"Presencias extrañas" (The uninvited) está dirigida por los debutantes hermanos Guard, ingleses para más señas. En la parte interpretativa: Elizabeth Banks como la madrastra, Arielle Kebbel y Emily Browning como las hermanas y David Strathairn como el sufridor padre.


Anna regresa de una institución psiquiátrica e investiga las circunstancias que rodean la misteriosa y prematura muerte de su madre.

Mientras Anna se recupera de la tragedia, su padre se enamora de Rachel, la antigua enfermera de su madre, y se la lleva a vivir a su casa.

El disgusto de Anna pronto se transforma en horror al aparecérsele el fantasma de su madre, clamando venganza y señalando a Rachel con un dedo acusador. Cuando se padre se niega a escuchar sus advertencias, Anna y su hermana Alex, investigan el dudoso pasado de Rachel.


La película no está nada mal, es muy entretenida, lo mínimo que se puede pedir. Rodada con gusto, destacaría montaje y score. Muy correcta a todos los niveles. Las actrices están sobresalientes, sobre todo Elizabeth Banks. Las hermanas llevan el peso de la trama, y están de toma pan y moja . La historia está perfectamente contada, en el tiempo justo.

Todos son parabienes a esta producción a la que sólo se puede poner un pero: que tampoco aporte mucho al género e incluya bastantes clichés, lo que a veces la hacen predecible. El giro final recuerda al de bastantes otras películas, y a más de uno puede chirriarle. Eso sí, un aplauso a la última secuencia en el manicomio.


De sustos, sustos, hay unos cuantos, y de los grandes, sólo cuento un par, los que da la niña de las coletas. De cinta de terror pura y dura, la película deviene en thriller psicológico, que tampoco esto es malo.

En resumen, que me ha gustado para pasar un rato entretenido y no dar más vueltas al asunto. Recomendable.

2 comentarios:

Sávitri (bloody.Cappuccetto) dijo...

Eh, allí si que difiero contigo (y lo siento, es que tengo que defender a mi peli de horror favorita por encima de todas). Que el remake de A Tale of Two Sisters no me gusta nada sobre todo porque le quita el encanto que tiene la original; uno de muchos es la apariencia de las chicas que parecen más modelos de American Apparel que niñas "normales"), otro elemento es la música de la original coreana, es insuperable ¿otro más? Abusan del elemento gore. El objetivo era hacer una peli más trágica y psicológica que de mero horror. Al menos en mi humilde opinión.

Dr. Eric Vornoff dijo...

No te quito razón, pero como explico en el texto doy mi opinión sobre esta película sin compararla con la original, más que nada porque se me ha borrado de la cabeza (es lo que tiene ver cine casi a diario, que no retengo).

El caso es que vista como peli nueva, me entretuvo y las chicas muy monas, que tampoco es malo. Que no casaba el terror paranormal con la intriga psicológica, en eso te doy en parte la razón. Que se les va la "pinza" al final, pues también, como a la mayor parte de las pelis americanas que tocan un tema similar, queriendo rizar el rizo y perdiendo la coherencia por el camino. Pero pese a sus fallos, lo cierto es que el material es respetuoso con el género, está bien rodado y no aburre, que a esto le doy mucha importancia (a lo de aburrir).
Un saludo y gracias por tu comentario.